Los errores más frecuentes en la alimentación

Actualmente, existen falsos mitos o ideas confusas sobre alimentación y dietas de adelgazamiento.

La alimentación actual, además de ser desordenada y caótica en horarios, aporta demasiadas grasas saturadas, azúcares refinados y poca fibra. Todo ello junto al estrés, malos hábitos, la falta de tiempo y los falsos mitos y creencias sobre la alimentación hacen que poca gente consiga alimentarse correctamente.

Normalmente, suele haber también una carencia en proteínas, en grasas saludables y en vitaminas, sobre todo, en aquellas personas que se intentan cuidarse evitando la grasa, desnatándolo todo y evitando la proteína animal, ya que contiene grasa. Pero todo esto es un error, ya que la alimentación se empobrece día a día en proteínas y grasas saludables, dando paso “hábitos hipocalóricos” que no adelgazan por su alta proporción en glúcidos. Os pondré un ejemplo:

  • Desayuno: Pan con margarina light y mermelada light, más una fruta.
  • Comida: Mucha verdura con poca carne y un tomate de postre fruta.
  • Cena: Para cuidarse yogur y fruta.

La ingesta de estas tres comidas diarias de tipo hipocalórico implica unos hábitos glucídicos que estimulan a la insulina. Dichos picos de insulina transforman el excedente de glucosa en sangre en triglicéridos, que se almacenan en forma de grasa si no hacemos ejercicio físico.